Tiempo de pausa

insigniablogNotarán los lectores que la actividad de este blog ha disminuido últimamente. Me reservo las causas específicas de esta baja actividad virtual, pero debo decir que tengo compromisos muy importantes, a fin de cumplir metas personales cuya dedicación es mayor en el mundo real que en el digital. Esto significa, desde luego, que las entradas publicadas a mediano y largo plazo se reducirán a textos centrados en la calidad y no en la cantidad, con contenido más selecto. También significa que no me verán seguido por aquí, y que mi disponibilidad para este sitio web estará sumamente mermada. Tal circunstancia implica que mi presencia en esta esfera tendrá un hiato por tiempo indefinido.

He salido, sin embargo, de las deudas más preocupantes con este blog, pues ya completé la publicación de las entradas que me parecían más prioritarias, aunque otras se saldarán cuando consiga el material y el espacio para terminar con calma aquellos proyectos inconclusos. Estando fuera, con recursos de sobra, tendré los medios necesarios para alcanzar un grado superior de reflexión que me permita seguir adelante en mi área profesional, y con esta mi hobby, que es Sabiduría Herética, el cual me ha permitido crear ideas útiles para progresar en mi carrera. Mientras tanto, tocará recomenzar mi vida con nuevos horizontes, tocando puertas que se abrirán de par en par, a medida que vayan saliendo a la luz mis contribuciones académicas.

En otras palabras, no me verán en este blog como en años anteriores, pero eso no significa que no estaré por aquí. No obstante, mientras recupero la normalidad en mi nueva vida allá afuera, tendré que implementar medidas de previsión que evitarán problemas en los próximos meses de mi ausencia prolongada. Sin más preámbulos, son como siguen:

  1. Cierre temporal de comentarios. No tendré chance de revisar la opinión del público que me visita, ni siquiera con el filtro de moderación, porque llenaría mi bandeja de entrada con mensajes que a duras penas podré leer. Así que doy clausura a ese buzón, con sus debates y discusiones, hasta nuevo aviso.
  2. Modificaciones. Sólo se mantienen vigentes para la presente edición de Sabiduría Herética en WordPress, con las actualizaciones y cambios de las entradas que fueron rescatadas de la antigua edición en Blogger. Quedan derogadas todas las versiones anteriores de mis posts, pues reflejan puntos de vista que ya no sostengo o que he decidido matizar con nuevas evidencias.
  3. Derechos de autor. Las publicaciones de este blog atrapadas en la caché de The Wayback Machine, correspondientes a la edición en Blogger, quedan liberadas para su uso libre por quienes respaldan esas opiniones, con excepción de aquellas entradas calcadas a esta edición de WordPress, de conformidad con lo especificado en el numeral anterior. Por ende, me desvinculo de todo post de esa edición antigua en Blogger que no haya salido a flote en la actual de WordPress, puesto que para mí son textos sin aportes de valor.
  4. Identidad. A la presente fecha, el único perfil válido y verificado que existe y ha existido de mí es el que están viendo, con su logo de Gravatar ―configurado a privado― con imagen de máscara veneciana más mi nombre y apellido, que es Ylmer Aranda, sin seudónimos, apócopes ni nicknames. No hay otros, con excepción de mi cuenta personal de Facebook (que ya no utilizo para este objetivo, por algo tengo la de WordPress). En consecuencia, todo comentario emitido en la web con un ID distinto al que describo es una falsificación.
  5. Formulario de contacto. Se mantiene activo porque los mensajes llegan a mi correo electrónico; los que contradigan las normas de este blog, irán a la papelera.
  6. Entradas. Se corregirán, actualizarán y modificarán las que se encuentran publicadas hasta el momento, en los casos donde sea necesario. A mediano y largo plazo, los posts los iré desarrollando como manuscritos que madurarán cuando se tipeen en los documentos digitales. Algunos de ellos son borradores bastante adelantados.
  7. Página del blog en Facebook. Estará operativa mientras tenga algún rato disponible para conectarme a dicha red social.

Para crecer en esta vida, es preciso soltar amarras, quemar las naves, mirar hacia adelante y establecer prioridades. Dado que en el tiempo que sigue la menor de ellas será este blog, no queda más remedio que relegarlo a un segundo plano, a fin de apalancarme en el desempeño de las labores profesionales que se avecinan. Eso sí, no me olvidaré de lo que he hecho y quisiera hacer aquí, pues hay bastantes ideas que expresar, así que habrá Sabiduría Herética para rato. Esto, sin duda alguna, no es un adiós, ni siquiera un hasta luego; es una pausa que durará lo que tenga que durar.

Vale, he dicho suficiente. Hasta la próxima, espero regresar pronto. Muchas gracias por leer este humilde sitio web de ateísmo, escepticismo, ciencia y activismo.

Anuncios