Simón Bolívar: una visión escéptica. Epílogo

picobolivar_cima

En sus aspectos conceptuales, en su entramado argumental y en sus resultados prácticos, el culto a Bolívar ha demostrado que, detrás de su disfraz de inocuidad, se esconde una idea nocivamente obsoleta que está plagada de errores, tergiversaciones, falacias y mentiras. Se ha discutido ampliamente sobre su estructura, orígenes, argucias y difusores, así como de los rasgos biográficos del Libertador que más se han prestado a estas confusiones. Hemos abordado con detenimiento las diversas facetas que componen las raíces de este problema cultural, y ya es hora de presentar una propuesta que conduzca a bosquejar su solución aproximada, con atención especial a la grave situación de Venezuela. Sigue leyendo

Anuncios

Simón Bolívar: una visión escéptica. Capítulo 10 – Resolviendo controversias

10-bolivares-1988-bolivar_y_sucre

Hasta lo que se ha investigado, hay bastantes episodios de la vida y obra de Simón Bolívar que son incuestionablemente certeros, hasta el punto en que no quedan dudas razonables. Sin embargo, existen otros que aparentemente están envueltos de misterio, de intriga, de incógnita, motivo por el cual surgen acalorados debates, cuyos partidarios se tiran de los pelos para ver quién tiene la razón. En este sentido, el método científico nos dicta que las afirmaciones deben contrastarse poniendo en relieve las pruebas en contra y a favor, y es precisamente por ello que pasaremos por el tamiz de la lógica aquellos eventos que, aparentemente, son los más enigmáticos del Libertador. Sigue leyendo

Simón Bolívar: una visión escéptica. Capítulo 9 – Cultos de ayer y hoy

simonbolivar_tarjetaunicaAlgunos héroes vuelven del Inframundo en diversas manifestaciones que permean en los diferentes niveles del imaginario colectivo. En este orden de ideas, el Libertador ha sido, es y probablemente será el ícono máximo de la adoración patriótica que gira en torno a la guerra de Independencia latinoamericana. Este fenómeno es conocido como el “culto a Bolívar” o “bolivarismo”, el cual le pone al prócer caraqueño un sinnúmero de etiquetas para divinizarlo tales como ideólogo, filósofo político, profeta de la Ilustración, y una cantidad adicional que no tiene asidero lógico. Algunas de las más difundidas fueron abordadas a lo largo de esta indagación, y otras más lo serán en lo que reste de ella.

Cualquier estudio sobre esta religión político-cultural debería tener por punto de partida el trabajo de Germán Carrera Damas (1983), que está finamente documentado con los pormenores del caso venezolano. Por consiguiente, no quitaré protagonismo a la obra de dicho historiador, sino que la complementaré poniendo atención a sus argumentos, pero también a lo que ocurre en distintas partes del mundo. Veremos, muy resumidamente, las transformaciones post-mortem de Bolívar en el tiempo y en el espacio, sus promotores, las intenciones de estos y las consecuencias que trae la veneración al Libertador. Sigue leyendo

Simón Bolívar: una visión escéptica. Capítulo 8 – Genio y figura

bolivarestampillamexico

A semejanza de cualquier figura histórica, Bolívar tuvo vida privada y personalidad propia. Al respecto se ha escrito mucho, pero al igual que sucede con sus creencias religiosas (descritas hace tres capítulos), esta parte de su biografía no se difunde sino en sus aspectos más superficiales, especialmente durante sus años de niñez y juventud. Además, el culto al Libertador no habla mucho del tema y hasta preferiría pasarlo por alto, pues aquí se observa al prócer sin vestiduras ni adornos de adulación: un ser humano en pensamiento, palabra y obra, que fue tan conservador como autoritario. Sigue leyendo

Simón Bolívar: una visión escéptica. Capítulo 7 – Una cara en la moneda

bolivar_monedadeoro_1875_venezuela

Por todos lados se afirma categóricamente que el Libertador fue un economista visionario, el cual emancipó parte de la América Española con el fin de implantar políticas financieras precursoras del socialismo. Asimismo, se ha dicho que Bolívar sacrificó sus riquezas hasta reducirse a la miseria, que luchó contra los ricos, que pasó sus últimos días en bancarrota, y que su gesta contra la Corona española condujo a una era de prosperidad. Estas creencias, empero, no son simple y llanamente miopes; son absolutamente falsas. Hay abundante evidencia que desmiente estas infundadas e irracionales afirmaciones de los cultores del prócer mantuano. Sigue leyendo