Simón Bolívar: una visión escéptica. Prólogo e índice de artículos


billete100bs

La figura de Simón Bolívar suele ser vista como la de un hombre inmaculado de liderazgo indiscutible, lleno de victorias militares épicas, de una moral intachable y de una personalidad ejemplar, en conjunto con un pensamiento sumamente democrático y una inteligencia asombrosa expresada con discursos elocuentes; en sí, eso es lo que repite siempre la Vox populi cuando hay una conversación sobre este caraqueño. Sin embargo, no todo lo que brilla es oro porque una considerable parte de lo que la gente piensa sobre Bolívar no proviene de una lectura crítica de su biografía o sus escritos, sino de frases aisladas y de un culto incuestionable por tradición a la imagen del Libertador que se ha extendido en Venezuela (que no en otras latitudes de Latinoamérica) a lo largo de los años. Este culto, como cualquier otro, genera una visión errada de la realidad, la cual es cubierta con vendas de leyendas que transforman lo humano en divino, la derrota en victoria, el trabajo de equipo en decisiones individuales, la cobardía en coraje, la ignorancia en sabiduría, la traición en patriotismo, lo inmoral en ejemplar, y el crédito colectivo en gloria unipersonal.

Dicho en otras palabras, la construcción de la imagen de Bolívar como prócer comienza por convertir todos sus defectos en virtudes, lo cual podría llamarse un sesgo cognitivo e incluso más que eso: un engaño basado en un deseo paternalista de creer en alguien que aparentemente guía los destinos del pueblo después de su muerte, en alguien que presuntamente es superior a nosotros en todos los sentidos. Este apego al Libertador, en efecto, es tan fuerte que basta con el sólo hecho de contradecir el dictamen del Bolívar impoluto para que sus fanáticos se nieguen a reconocer que él no creó ninguna doctrina sino que seguía las existentes de su época, ni siempre fue exitoso en sus actividades militares, ni su heroísmo bélico resultó ser tan épico como muchos suelen creer, ni fue democrático, ni opuso resistencia a sus ideas conservadoras, ni tomó en serio el laicismo, ni que su carácter, como el de todo ser humano, estuvo lleno de defectos.

Si continuara esta lista de las facetas de Simón Bolívar, probablemente se me haría demasiado larga como para explicarla punto por punto, y se necesitaría más de un artículo para completar esta labor. Por tanto, para superar esta dificultad discursiva y para desentrañar este rompecabezas histórico de una manera organizada se ha de seguir un plan de trabajo en el que la investigación, publicada por capítulos, analizará una temática específica con varios temas directamente asociados que se irán desglosando con profundidad a través de puntos numerados con el objeto de facilitar la lectura con un lenguaje sencillo que todos puedan entender. En suma, no nos detendremos en los detalles elementales de la biografía de Bolívar ni en ciertas cosas de historia universal porque son muy conocidos, así que no hará falta ahondarnos demasiado en estas cuestiones tan básicas salvo para refrescar esos conocimientos.

Cada uno de los artículos tendrá como meta principal desentrañar la imagen del Libertador como el personaje histórico que fue en contraste con la que es provista por el culto a Bolívar, para así establecer críticas y conclusiones pertinentes que, siendo perfectibles, se ampliarán a medida que surja información nueva que permita realizar correcciones basadas en la evidencia documental disponible; adicionalmente, para facilitar la consulta de las citas de Bolívar se pondrá entre paréntesis el lugar (ciudad, país), la fecha (día/mes/año), el tipo (carta, proclama, etc.) y el número del documento en el Archivo del Libertador (abreviatura: Doc. [1] A.D.L.), si lo hay, o bien la fuente bibliográfica de donde proceden. Los capítulos, a medida que se vayan publicando, se añadirán al índice general situado al final de este mismo artículo con una sinopsis.

Esperando cubrir al máximo lo relacionado con la figura de Simón Bolívar desde una perspectiva escéptica, en esta investigación documental se ha de revisar hasta qué punto se puede considerar las mentalidad de este prócer caraqueño como un paradigma a seguir, y también se ha de comprobar si sus ideas tienen alguna validez o son necesarias en el Siglo XXI, particularmente en Venezuela. Capítulo a capítulo se ha de cuestionar la autoridad del pensamiento del Libertador, principalmente en términos ideológicos, políticos, militares, sociales, morales, religiosos y económicos.

Índice de artículos:

Capítulo 1 – Ideales: ¿es cierto que Bolívar fue un intelectual y creó una doctrina con la estructura propia de un sistema filosófico? En este episodio se indaga la evolución del pensamiento revolucionario que codificó el pensamiento emancipador venezolano como un contexto que definió los roles de sus participantes; unos eran eruditos, mientras que otros eran sus adeptos. El Libertador era esto último; lo demás es una ideología ficticia, un acto de fe en un líder muerto.

Capítulo 2 – El mandatario: ¿hasta qué punto Bolívar se aferró a los principios democráticos? ¿Cuáles fueron sus ideas políticas? ¿Cómo surgió y decayó su utopía americanista? ¿Qué permanece vivo de sus perspectivas como jefe de Estado? En este episodio, las respuestas a estas preguntas nos revelan a un Libertador cuya mentalidad en los asuntos gubernamentales cambió muchas veces en medio de errores y aciertos. Su pensamiento, hoy día, sólo es “vigente” porque se le idealiza, no porque sea válido.

Capítulo 3 – La espada de oro: ¿fue Bolívar el hombre que desarrolló sin comparación la gesta emancipadora más grande de la América Española? ¿Fue el Libertador el militar épico que hizo justicia en los territorios de Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia? En este episodio se resuelven estas y otras interrogantes más en las que descubriremos las verdaderas dimensiones de la guerra de independencia a los ojos del prócer mantuano, en las que su heroísmo reluce por causas que podrían ir más allá de las tradicionalmente atribuidas a las castrenses.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s