El desconcertante Proyecto Libro Azul

projectbluebook

De todas las supuestas evidencias ofrecidas por la ufología para tratar de demostrar el ocultamiento de los Objetos Voladores No Identificados, una de ellas está asociada a un programa de investigación realizado en los Estados Unidos que fue denominado como Proyecto Libro Azul (PLA, de ahora en adelante). El PLA tuvo dos objetivos centrales: analizar científicamente los OVNIs y determinar si los mismos representaban algún peligro para la seguridad nacional de ese país. Aunque en 1947 ya se tenían los primeros reportes, no fue sino hasta 1952 cuando el PLA arrancó formalmente sus indagaciones, las cuales históricamente se llevaron a cabo durante poco más de dos décadas.

El final del PLA fue anunciado el 17 de diciembre de 1969, y para enero de 1970 sus actividades habían cesado por completo, sin posibilidades de reiniciarse; la Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF, por sus siglas en inglés), que estuvo a cargo de las investigaciones, las desestimó por motivos económicos ya que su presupuesto estuvo más enfocado al desarrollo de armamento y a cubrir los elevadísimos gastos bélicos de la Guerra Fría que a la averiguación de un fenómeno del que a duras penas había información disponible. Desde ese entonces, la USAF se desentendió por completo del tema OVNI y probablemente lo seguirá haciendo. Sigue leyendo

Ufología: una seudociencia acerca de nada

iwanttobelieve

El universo es enorme; sus dimensiones son tan grandes como la cantidad de variables necesarias para la aparición de la vida en éste. La interrogante sobre la posibilidad de vida extraterrestre no es nueva: Christiaan Huygens discutió este complejo problema en su obra Cosmotheoros, escrita en el año 1698, la cual nació de su firme creencia en la existencia de la vida en otros rincones del cosmos. Por supuesto, en años posteriores el debate seguiría a través de teorías formuladas por científicos como Carl Sagan, cuyos proyectos como el SETI han hecho que la discusión aún esté en vigor. Sin embargo, es en pleno siglo XX cuando muchas ideas acerca de la posibilidad de vida en otros planetas fuera de la Tierra se salieron del plano de la ciencia.

Para empeorar el panorama, la aparición patológica de la conspiranoia, en conjunto con una preparación pobre de diversas personas que se autoproclamaron especialistas en el tema, reforzaron las tesis seudocientíficas. En pocas décadas aparecieron numerosas publicaciones donde se hacían afirmaciones sobre el hallazgo de seres vivos en mundos distantes del nuestro, aunque carecían de evidencias sólidas. El hecho de señalar como ciertos un conjunto de argumentos no demostrados hizo que naciera la ufología (llamada también ovnilogía, aunque usaré el primer nombre): una seudociencia que tiene una cuantiosa suma de partidarios, pero una credibilidad nula. Esto puede explicarse a través de siete puntos básicos que nos dicen por qué la ufología es un fraude al cien por ciento. Sigue leyendo

Planeta desencantado. Capítulo 4 – Yisus Craist

2015-04-03 16_42_56-Greenshot

Mis mayores y más efusivas salutaciones para los queridos terrícolas y presuntos alienígenas que estén leyendo este blog: vengan a la fiesta del escepticismo en la que me la voy a pasar bomba destazando la magufería seudocientífica como de costumbre. Por supuesto, el señor J.J. Benítez no está entre los invitados porque no merece ni los buenos días a raíz de sus patrañas, las cuales se han expandido cada vez más conforme ha hecho un nuevo seudodocumental de Planeta encantado, pues no satisfecho con meterle extraterrestres a las culturas preincaicas de Perú, fuerzas telequinético-starwarianas a los rapanui de Chile y OVNIs a la cultura de los dogones en Mali, el ufólogo español sostiene en El mensaje enterrado que lo que hemos sabido de Jesús de Nazaret es un error y que él vendrá, como buen experto que es, a corregírnoslo. Sigue leyendo

Planeta desencantado. Capítulo 3 – Hache dos o

2015-01-01 11_38_53-Greenshot

Buenas, buenas, estimados lectores, ¿cómo han estado? Espero que la hayan pasado de maravilla últimamente. Ya sé que más de un visitante de este blog ha estado ansioso de ver una nueva entrega de Planeta desencantado en la cual una vez más he de destripar las ufológicas locuras de J.J. Benítez, quien en Los señores del agua no escatima sus palabras para llenarnos el pasado con extraterrestres en culturas ancestrales que apenas daba sus primeros pasos en sus avances tecnológicos y científicos. De esta manera, lo que están a punto de ver no es sino la regurgitación de las mismas patrañas aplicadas a otros grupos humanos, en otras lenguas y en otras épocas históricas.

Mis expectativas en encontrar algo de raciocinio en Benítez han sido erróneas por completo porque no las he hallado en lo absoluto. En la tercera parte de su Planeta encantado (leer transcripción aquí) Benítez nos traslada al continente africano en el cual la etnia dogon, de Mali, parece albergar más conocimiento del que aparenta tener; por tanto, Benítez indaga en este pueblo para decirnos que los miembros de esta cultura sabían, desde hace muchísimos años y gracias a los alienígenas, cosas que nadie más pudo descubrir sino hasta el siglo XX, lo cual supuestamente hace que nuestra sociedad moderna no sea sino una soberana ridiculez. Sigue leyendo

Planeta desencantado. Capítulo 1 – ¿Cuál huella?

lahuelladelosdioses_jjbenitez

Hola a todos. Antes de comenzar a desentrañar (y re-fu-tar) todo este zaperoco magufo ufológico, quiero resumirles de qué va la primera entrega del Planeta encantado de J.J. Benítez, especialmente a quienes nunca han visto este set de filmes. La huella de los dioses nos da un tour “reservado” en un Perú precolombino cuya civilización (¿o deberíamos decir civilizaciones?) deja más preguntas que respuestas con el Candelabro de Paracas, las Piedras grabadas de Ica y las Líneas de Nazca. ¿Les son familiares estos nombres?

Sea su respuesta sí o no, ¡allá voy! Hagan clic aquí para leer toda la transcripción.

(3:46) El candelabro de Paracas. Hace treinta años nadie supo darme razón del por qué de este gran tridente. Hoy la situación es la misma: nadie sabe. Sus medidas son espectaculares:

-Longitud máxima: 183 metros.

-Anchura de los brazos: 3,2 metros.

-Profundidad de los surcos: entre 1 y 1,2 metros.

-Y en la base un rectángulo de 20 x 14 metros. (4:21)

Buen comienzo, las medidas son correctas. Sigue leyendo