Teorías conspirativas. Quién se las cree y por qué, y cómo determinar si una teoría conspirativa es cierta o falsa

conspiracytheories_skeptic1

El artículo, de Michael Shermer y Pat Linse, fue publicado originalmente en Skeptic.com. La traducción es de mi autoría.

1. Conspiraciones ― Es difícil creer sólo en una

¿Por qué la gente cree en teorías conspirativas? De acuerdo a los psicólogos de la Universidad de Kent Michael J. Wood, Karen M. Douglas y Robbie M. Sutton en una publicación titulada Dead and Alive: Beliefs in Contradictory Conspiracy Theories, una teoría conspirativa es “un complot propuesto por personas u organizaciones poderosas que trabajan juntas en secreto para cumplir algún objetivo (a menudo siniestro)” que es “notoriamente resistente a la falsación” y que tiene “nuevas capas de conspiración que se añaden para racionalizar cada nuevo trozo de evidencia que la refute”. Una vez que usted crea que “se podría realizar exitosamente una conspiración masiva y malévola en una secrecía cuasiperfecta sugiere que muchos complots como éste son posibles”. Con este paradigma cabalístico in situ, las conspiraciones se pueden convertir en “la explicación preestablecida para cualquier evento dado ―una cosmovisión unitaria y enclaustrada en la cual las creencias vienen juntas en una red de soporte mutuo conocido como un sistema monológico de creencia”―.

Por ejemplo, los autores de este estudio dicen que “una creencia en la cual una célula clandestina del MI6 fue responsable de la muerte de [la princesa] Diana se correlacionó con la creencia en las teorías en las que el VIH se creó en un laboratorio, que el alunizaje fue un fraude y que los gobiernos encubren la existencia de los extraterrestres”. El efecto aún persiste cuando las conspiraciones se contradicen entre sí. Verbigracia, mientras más creían los participantes que Diana fingió su propia muerte, más creían éstos que ella fue asesinada. Sigue leyendo

Los diez mitos más comunes sobre la evolución (y cómo sabemos que realmente ocurrió)

evolution myths

El artículo fue publicado originalmente en Skeptic.com. La traducción es de mi autoría.

1. Si los humanos vinieron de los monos, ¿por qué los monos no están evolucionando en humanos?

Los humanos, simios y monos son sólo “primos” evolutivos distantes. No venimos de los monos sino de un ancestro común que no fue ni mono ni humano que vivió millones de años en el pasado.

De hecho, durante los últimos siete millones de años muchas especies similares a la humana han evolucionado; algunos ejemplares incluyen al Homo habilis, al Homo erectus, y al Homo neanderthalensis. Todos ellos se extinguieron en momentos diferentes, dejándonos justamente a nosotros compartir el planeta con un puñado de otros primates. Sigue leyendo