Planeta desencantado. Capítulo 1 – ¿Cuál huella?

lahuelladelosdioses_jjbenitez

Hola a todos. Antes de comenzar a desentrañar (y re-fu-tar) todo este zaperoco magufo ufológico, quiero resumirles de qué va la primera entrega del Planeta encantado de J.J. Benítez, especialmente a quienes nunca han visto este set de filmes. La huella de los dioses nos da un tour “reservado” en un Perú precolombino cuya civilización (¿o deberíamos decir civilizaciones?) deja más preguntas que respuestas con el Candelabro de Paracas, las Piedras grabadas de Ica y las Líneas de Nazca. ¿Les son familiares estos nombres?

Sea su respuesta sí o no, ¡allá voy! Hagan clic aquí para leer toda la transcripción.

(3:46) El candelabro de Paracas. Hace treinta años nadie supo darme razón del por qué de este gran tridente. Hoy la situación es la misma: nadie sabe. Sus medidas son espectaculares:

-Longitud máxima: 183 metros.

-Anchura de los brazos: 3,2 metros.

-Profundidad de los surcos: entre 1 y 1,2 metros.

-Y en la base un rectángulo de 20 x 14 metros. (4:21)

Buen comienzo, las medidas son correctas. Sigue leyendo

Las líneas humanas de Nazca

lineasdenazca_colibríA Perú, como a cualquier otro país portador de riquezas arqueológicas, le sobran los enigmas en cuanto a sus civilizaciones antiguas y oportunistas que se lucran de ellos para comerciar ilegalmente con el patrimonio histórico-cultural, aunque estos oportunistas tampoco tienen escrúpulos para adjudicarse el descubrimiento de supuestas verdades que no existen y que nunca existieron. Machu Picchu y Sacsayhuamán, por ejemplo, son lugares donde las construcciones tienen una magnificencia que para muchos resulta inverosímil su elaboración con tecnología precolombina, lo cual da como consecuencia la repetición incesante del mantra seudocientífico conocido como “los aliens lo hicieron”. Con las celebérrimas Líneas de Nazca esto pasa hasta llegar al paroxismo.

La ciencia, empero, se ha encargado de disolver la ignorancia con evidencias tan numerosas como contundentes que revelan lo infundadas que son las afirmaciones seudocientíficas, específicamente aquellas que giran en torno a los grupos humanos cuyos rastros de su paso en este mundo son escasos o nulos. Por tanto, la ciencia ha realizado un trabajo muy arduo a la hora de desenterrar y reconstruir el pasado de Perú mediante innovaciones que han extraído de su suelo muchos más datos de los que cualquiera hubiera podido imaginar. Las Líneas de Nazca son y serán el epítome de un conjunto de hallazgos que han sido posibles gracias a los recientes avances de la ciencia, así como los de la tecnología, porque ya no serán vistas por los especialistas como simples trazos en el suelo. Sigue leyendo