Cuba: la isla de la infelicidad

cuba_bloqueo_estadosunidosLa manera más irracional de defender un país o al gobierno que lo rige es mediante idealizaciones claramente cargadas de prejuicios excesivamente optimistas, los cuales siempre tuercen la realidad que tenemos enfrente. En estas idealizaciones, el sesgo político sustituye los datos sobrios con copas de ideas ebrias en tergiversaciones, sobresimplificaciones, falacias y mentiras que transforman lo infernal en paradisíaco. En el caso de Cuba, la izquierda reaccionaria ha gastado enteros arsenales retóricos en presentar a esta nación como un digno ejemplo que debe ser seguido por el resto de Latinoamérica para trascender el esquema del capitalismo norteamericano encabezado por los Estados Unidos. Cuba es, desde este enfoque, un hermoso lugar.

El “sueño cubano” ha sido aupado en Internet con escritos variopintos e imágenes que circulan a menudo en las redes sociales como la que acompaña esta entrada; la de un maquiavélico Tio Sam cuyos brazos bestiales cubren la isla caribeña con una demoníaca mirada. En esto último he de centrar el análisis de los párrafos subsiguientes, el cual contrasta las afirmaciones de su texto (a excepción del tema del bloqueo de los Estados Unidos porque eso es harina de otro costal) con la información que de verdad circula en la red, principalmente según fuentes oficiales, las cuales permitirán demostrar que la idílica perspectiva pro-Cuba está desenfocada y tiene una visión distorsionada de los hechos a los que presuntamente dice atenerse.

Veamos sin más dilación el nivel de acierto de estas siete afirmaciones en las que Cuba aparenta ser una nación excelente. Sigue leyendo